Asperger: Cambiando el rechazo por integración.

Asperger-rechazo-por-integración

“Soy raro, Soy nuevo. Me pregunto si tú también lo eres. Oigo voces en el aire. Veo que tú no y eso no es justo. Yo no quiero sentirme triste. Soy raro, Soy nuevo. Pretendo que tú también lo seas. Me siento como un niño en el espacio exterior. Toco las estrellas y me siento fuera de lugar”, esta es la conmovedora carta que un niño con Asperger escribió para una tarea escolar,y que hoy recorre el mundo enterneciendo a millones.

Cuando al pequeño Benjamín le dijeron que tenía que redactar un poema cuyas primeras palabras fueran “yo soy” en todas las oraciones, parte de lo que había llevado oculto durante años salió a la luz. El infante probablemente no imaginó el impacto que tendría su actividad académica; sin embargo, reflejó con sus dulces e inocentes palabras propias de la niñez, una dura realidad, la incomprensión de la que son víctimas las personas con Asperger.

Aproximadamente uno de cada 68 niños en el mundo nace con Síndrome de Asperger (SA), según cifras compartidas por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades en Estados Unidos. Estas personas se caracterizan por su falta de comprensión sobre temas sociales, la tendencia a desarrollar intereses inusuales y restringidos, y su excesiva necesidad de racionalizar todo.

Son justamente estas características, las que los convierten en personas inusuales, tildadas de “extrañas”, “antisociales” y “raras”, por aquellos que no conocen a profundidad la naturaleza de su condición. Estos individuos los hacen sentir diferentes y fuera de lugar constantemente, alterando su seguridad, autoestima y equilibrio emocional. Los empujan aún más a la introversión y aislamiento.

“Me preocupa lo que puedan pensar los demás. Lloro cuando la gente se ríe, hace que me encoja”, continúa la reflexión de Benjamín, exteriorizando todos sus temores ante el rechazo y la burla de quienes lo rodean. Los Asperger con considerados una población vulnerable ante el acoso escolar o social.

Recientemente ocurrió un escándalo en Inglaterra, cuando un boxeador amateur golpeó innecesariamente a un joven con SA, simplemente porque se acercó a conversar con su novia, quien era su compañera de clases. Brandon Swann, quedó con el rostro casi irreconocible y ha tenido que ser sometido a una cirugía de nariz para enderezarla. Él nunca intentó coquetear, pero la incomprensión ajena lo convirtió en una víctima del maltrato.

“Este fue un ataque sin provocación que causó lesiones graves. Ha tenido un impacto no solo físico, sino que también emocional en la víctima”, declaró Barbara Mensah, la jueza encargada del caso. A diferencia de lo que piensan la mayoría, los Asperger sienten una intensa frustración al ser rechazados. La depresión, baja autoestima, e incluso ideas suicidas son algunas de las consecuencias más preocupantes de este accionar.

El rechazo no debe ser eterno. La integración en cambio, debe sustituir cualquier señal de acoso, marginación o burla a la que puedan ser sometidos las personas con SA. Vivir cada día sintiéndose sometidos, no es algo que deba suceder en una sociedad moderna, avanzada e inclusiva.

“Soy raro, Soy nuevo. Ahora entiendo que tú también lo eres. Yo digo: ‘me siento como un náufrago’. Sueño con el día en que eso esté bien. Trato de encajar. Espero algún día hacerlo. Soy raro, Soy nuevo”, es así como termina la carta de Benjamín, con la esperanza de algún día ser completamente aceptado, sin necesidad de temer, de esconderse o de cambiar. Es este el objetivo que cada ciudadano debe perseguir, una sociedad realmente inclusiva para aquellos que no son extraños, sino especiales.

¡Conozca más de nosotros!

www.aletheia.com.pe

Aletheia Internacional
Centro de Soluciones Psicopedagógicas
(01) 255 8800  Anexo 34 ó 35
contacto@aletheia.com.pe
¡Solicite su Consulta Gratuita, estamos en Miraflores!
Previous Post
Next Post