Asperger: ¿Debo explicarles a los demás que mi hijo tiene Asperger?

Aguantar las miradas juiciosas de las personas alrededor cuando algún comportamiento de su hijo resulta excéntrico o incomprensible, es difícil. Notar que la gente se aleja, escuchar las burlas y aprender a vivir con la incomprensión, es probablemente, lo más estresante de tener un hijo o familiar con Asperger. La sociedad etiqueta lo que no comprende. Hablar directamente sobre la alteración, es la mejor manera de acabar con el estigma.

Los padres de personas con Síndrome de Asperger (SA) suelen evitar comentar la situación de sus hijos porque no desean que los demás los encasillen como “personas diferentes”. Pero tener Asperger no es un pecado, enfermedad o castigo. En realidad, es una alteración del comportamiento que muchos individuos padecen, y la sociedad, tiene el deber de integrarlos.

El Asperger, afecta aproximadamente de tres a siete niños por cada mil. Este trastorno reduce las capacidades sociales, comprensión de las emociones ajenas y de los estándares de comportamiento. Ellos actúan con total sinceridad. Sin filtros, ni ataduras.

Pero a los demás les incomoda este comportamiento. A nadie le agrada que le comenten su sobrepeso frente a otros, o que critiquen el trabajo por el cual se esforzaron. Aquellos que no saben el motivo para la falta de sutileza, los juzgan y aíslan.

Los progenitores se sienten sobrecargados por el escenario que los rodea. Enfrentar el reto de tener un hijo con Asperger, es algo para lo que nadie está preparado. Dolores Melián, secretaria de la Asociación Síndrome de Asperger de Tenerife en España (Asperten), comentó en una entrevista realizada por la agencia de noticias internacional “Efe”, que todo padre al escuchar el diagnóstico de SA, pasa por un momento de negación, antes de iniciar su inacabable lucha.

Sin embargo, no informar a las personas fuera del ámbito familiar, sobre la condición del menor, es un grave error. No sólo aumentan las probabilidades de rechazo social, sino que, existen otras consecuencias. Depresión, inseguridad, ansiedad, ideas suicidas, entre otros, son efectos de que el individuo con SA perciba la opinión negativa de los demás sobre él.

Existen casos extremos, como el de Kayden Clarke, un joven transexual con Asperger, que por un video en el que su perro calmaba una de sus características crisis, en las que era común su comportamiento agresivo e intentos de autolesión, se hizo conocido en las redes sociales. Pero la historia de Kayden no tuvo un final feliz. Hace unos días la policía de Arizona (EE.UU.), recibió una llamada alertándolos sobre uno de los episodios violentos del joven. Los oficiales ingresaron a su casa y al verlo con un cuchillo (con el que trataba de suicidarse), dispararon. Kayden falleció.

“Antes de que la policía llegase, mi hija no estaba suponiendo ninguna amenaza para la comunidad. Los agentes han matado a una mujer autista con problemas mentales y necesidades especiales”, lamentó la madre. Los policías aseguran que fue en defensa propia. Probablemente ignoraban las crisis que padecen las personas con Asperger. Definitivamente, no estaban preparados para enfrentar el caso.

La sociedad se debe concientizar de que se puede convivir con estas personas y que ese comportamiento, a menudo inusual, es su manera de responder ante los estímulos que se le plantean, no porque quieran ser desagradables, sino porque su cerebro procesa la información de manera diferente”, explica la presidenta de la Asociación Asperger de Alicante (Aspali) en España, Ezkarne Carazo.

Por supuesto, no se trata de “regar la noticia”, sino de informarle a aquellos con los que existe mayor contacto, sobre el posible comportamiento inusual del joven. Como compañeros de estudio o trabajo, vecinos y amistades. Enseñarle al muchacho la importancia de aceptarse y pedir que lo acepten también es esencial.“La vida de estas personas cambia mucho cuando pasan de creer que son inútiles a saber que tienen Asperger“, añade Carazo.

Aún falta mucho camino por recorrer, pero empezar a caminar ya es un gran paso, y continuar sin temor es acercarse indudablemente a la meta. Las personas con Asperger deben sentir que su entorno es seguro, que los entienden,y que no serán juzgados.

¿Le gustó esta información?

Conozca un poco más de nosotros:

www.aletheia.com.pe

Aletheia Internacional
Centro de Soluciones Psicopedagógicas
(01) 255 8800  Anexo 34 ó 35
contacto@aletheia.com.pe
¡Solicite su Consulta Gratuita, estamos en Miraflores y Los Olivos!
Previous Post
Next Post

1 Comment

Comments are closed.