Asperger: ¿Por qué las mamás de niños con Asperger son tan especiales?

MADRES-DE-ASPERGER

La regla general es que las madres y los hijos demuestran su cariño intensamente. Besos, abrazos, sonrisas, caricias, palabras dulces, todas son demostraciones de amor, que sin embargo, no logran transmitir completamente el inmenso cariño que una mujer llega a sentir por su niño. Pero, ¿cómo reacciona una madre cuando su afecto no puede ser demostrado con naturalidad?, ¿cómo llega a sentirse cuando la realidad le impide tener el comportamiento que caracteriza a las demás?, ¿cómo la puede afectar tener un hijo con Asperger?

El Síndrome de Asperger no es una condición que se viva individualmente, afecta de igual modo a todos aquellos que están alrededor del individuo. Estas personas, deben adaptarse a la forma de vida del diagnosticado. Evitar las demostraciones de afecto, hablar de manera literal y adoptar los temas de interés ajenos como propios. Es una vida sacrificada, que si no se lleva de la manera correcta puede generar serias frustraciones.

“Cuando Martín era guagua lo que más nos sorprendía era su intensa reacción a los ruidos fuertes y que realizaba acciones sin medir el peligro, era muy arriesgado (… )En cuanto a los rasgos Asperger lo más característico es su lenguaje muy correcto, habla como un viejo chico, las instrucciones las lleva al pie de la letra y es monotemático”, narra Priscila López, una mujer chilena madre de un niño con Asperger, sobre los síntomas más resaltantes a los que ha tenido que adaptarse durante la convivencia con su pequeño.

Las madres de niños con Asperger se enfrentan a una situación para la que probablemente nunca se prepararon.  Según el libro  “Síndrome de Asperger- Guía para educadores y padres”, los parientes, principalmente durante la primera etapa del diagnóstico,  llegan a experimentar cólera, frustración, decepciones y una serie de emociones negativas que dificultan la integración familiar. Este estrés se refuerza, debido a la ignorancia que existe en la sociedad sobre el síndrome. Las madres también deben luchar contra las críticas y opiniones erróneas  de personas ajenas al círculo familiar.

“Para la profesora del jardín, era un niño problema y lo dejaba jugar solo para hacer la clase con el resto de los alumnos”, narra Priscila sobre la dificultades que tuvo que vencer en los centros de estudio a los que acudía su hijo.

Este el motivo por el que algunas dejan de tener vida social. Deciden que lo mejor para sus hijos es no estar expuestos a situaciones estresantes. Sin embargo, muchas veces esta determinación está influenciada por el temor que tienen ellas a estos erróneos juicios de opinión.

Esto no es correcto. Aunque la crianza de un niño con Asperger resulta complicada, las madres son el principal apoyo que ellos tienen. Puede que no demuestren su afecto con regularidad, pero esto no significa que no lo sientan. “Estuve dos meses acompañándolo en su sala (de colegio), etapa en la que se integró y avanzó pedagógicamente”, resalta López. El apoyo de la madre es imprescindible para el avance social y académico del infante.

Ellas son su apoyo, su más fuerte conexión con el mundo neurotípico, una motivación que les permite avanzar, adaptarse. Las madres, son la luz de todo hijo, incluidos los Asperger. Aunque no las abracen, besen o acaricien con regularidad, su amor no varía, solo se demuestra de otra forma, probablemente en su esfuerzo por integrarse.

“Con Martín aprendí a amar intensamente, él es una bendición. Sé que el esfuerzo vale la pena por una sonrisa suya, él hace que todo lo malo se olvide, me llena de baterías para seguir adelante”, confiesa Priscila. Ella sabe que tal vez por el Día de la Madre no reciba una rosa, sino un libro de algún tema especializado, o una figura de acción de un superhéroe infantil. Pero lo acepta y lo agradece de la mejor manera.

Las madres de las personas con Asperger son luchadoras. Limitan sus demostraciones de afecto por amor, aunque parezca irónico. Pasan horas frente a una computadora aprendiendo temas inusuales para poner mantener una conversación que les resulte estimulante a los infantes. Los preparan para la vida, y en esta labor lo entregan todo.

Conozca un poco más de nosotros:

www.aletheia.com.pe

Aletheia Internacional
Centro de Soluciones Psicopedagógicas
(01) 255 8800  Anexo 34 ó 35
contacto@aletheia.com.pe
¡Solicite su Consulta Gratuita, estamos en Miraflores y Los Olivos! 
Previous Post
Next Post

1 Comment

  • Hola en mi caso, mi hijo es muy intenso al expresar su amor y llega a ser tosco, no mide su fuerza, y si de seguro no me dará una rosa por el Día de la madre, pero si seguro algún dibujo que ahora le guste hacer o algo de un super héroe igual lo tomo muy bien. Y si es muy cierto que se les hace muy dificil de socializar con otro niño pero no por eso lo debemos encapsular, poco a poco y con nuestro apoyo ellos tienen que lograr a entablar una conversación o jugar con otro niño y mi hijo tiene sus días que está mas dispuesto y otros no. Y con él he aprendido mucho y sigo aprendiendo, se que tengo un largo camino, porque él apenas tiene 7 años, pero hasta ahora hemos ido de peldaño en peldaño y pa’ delante.

Comments are closed.