Asperger: ¿Mi hijo con asperger sufre de acoso escolar?

Los niños y jóvenes en muchas ocasiones no miden la crueldad de sus palabras. Comentarios hirientes, conductas agresivas, bromas pesadas, pueden parecer actitudes normales y sin mayor consecuencia para ellos. Sin embargo, el acoso escolar, principalmente en personas con habilidades sociales especiales, trae graves consecuencias.

Casi todos (los niños con Síndrome de Asperger), sufren acoso escolar”, sentencia la creadora de la Asociación Asperger en Ibiza y Formentera, Amparo Álvarez Longarela. El Asperger, se caracteriza principalmente por la incapacidad en la interacción social, la falta de entendimiento del lenguaje corporal, y el impedimento de demostrar afecto con normalidad. Todas estas características hacen a quien lo padece blanco fácil para el “bullying”.

Debido a la ingenuidad e incomprensión sobre el sarcasmo que presentan los “aspies”, entre otras características, suelen caer fácilmente en el hostigamiento. Esto es causado, gracias a que no notan con facilidad que están siendo engañados y, entienden demasiado tarde la burla en que sus compañeros los convierten.

La vulnerabilidad emocional, ansiedad, dificultad para adaptarse al cambio y torpeza en sus actitudes, frente a un grupo de personas no familiarizadas con el trastorno, aumentan las probabilidades de que el niño sea acosado. Por otro lado, los niños con Asperger suelen aislarse de los grupos sociales, principalmente por su incomodidad ante el contacto físico o la indiferencia en los temas de conversación comunes, esta soledad, convierte al “aspie” en alguien vulnerable y sin protección para los acosadores.

Los psicólogos, Nishina y Juvonen, realizaron una investigación en el año 2005, en la que concluyeron que las formas de hostigamiento más comunes son, insultos y agresiones verbales (52%), agresión física (23%), destrucción de objetos personales o robo (6%), exclusión y rumores (4%).

Los síntomas que presentan las personas acosadas son: pérdida frecuente de objetos personales, moretones, dolores frecuentes de cabeza y estómago, insomnio, negación por asistir a la escuela, temor y ansiedad.

Además, según el autor del libro, “Bullying and theBrain: Using Cognitive and Emotional Intelligence to Help Kids Cope”, Gary Plaford, el acoso constante ocasiona fuertes cuadros de estrés. Las víctimas desarrollan una personalidad sin resistencia a la frustración, lo que ocasiona estrés crónico.

Depresión, baja autoestima, ideas suicidas, incapacidad para controlar la ira, entre otras, son algunas consecuencias del hostigamiento. Los niños Asperger que son acosados, en muchos ocasiones, deben tomar medicamentos para evitar estos efectos. “Cuando sufren acoso y caen en una depresión algunos sí necesitan tomar medicación un tiempo”,menciona Amparo Álvarez.

Los niños con Síndrome de Asperger, necesitan el apoyo y la compresión de sus padres y maestros para poder identificar y terminar con el acoso del que puedan ser víctimas. Impartir charlas en las que se procure acabar con el acoso, tener cero tolerancia contra los actos de agresión ante los niños y, utilizar algunas estrategias de comunicación con los alumnos, como por ejemplo, encuestas anónimas en las que ellos puedan denunciar a sus agresores sin temor.

Los niños con Asperger no deben ser tratados de forma diferente, es importante detener las actitudes discriminatorias y agresivas contra ellos, para mejorar la visión que la sociedad posee sobre los “aspies”.

¿Le gustó esta información?

Conozca un poco más de nosotros:

www.aletheia.com.pe

Aletheia Internacional
Centro de Soluciones Psicopedagógicas
(01) 255 8800  Anexo 34 ó 35
contacto@aletheia.com.pe
¡Solicite su Consulta Gratuita, estamos en Miraflores y Los Olivos!
Previous Post
Next Post