¿Es cierto que los Asperger prefieren la soledad?

Muchos lo llaman la soledad del genio, la vida del excéntrico o la torre del ermitaño; pero, ¿es cierto que una persona que padece el síndrome de Asperger está condenada a la soledad? La verdad es que, aquellos diagnosticados con este trastorno no necesariamente viven aislados; sin embargo, necesitan ayuda para poder desarrollar su empatía y habilidades sociales.

En la  actualidad, se estima que una de cada 250 personas posee este síndrome, según investigaciones del reconocido psicólogo británico, especialista en Asperger, Tony Attwood. Tomando en cuenta esta cifra, existiría una gran comunidad de “aspies” (nombre con que se les conoce), que han tenido que convivir con una afirmación bastante controvertida, aquella que asegura, los Asperger no desean relacionarse con nadie.

Aunque en efecto, los diagnosticados tienen problemas para entender las convenciones sociales  y para relacionarse con otras personas, principalmente por su ingenuidad y honestidad al momento de emitir opiniones, que pueden parecer hirientes a las otras personas, no significa que no posean empatía o sentimientos, y mucho menos que no deseen formar amistades.

Lo correcto es que, su empatía no se desarrolla de la misma forma que la de los demás. Esto quiere decir que, no saben demostrar sus emociones o preocupación, de la manera estándar que todos esperan.Para los que no se encuentran familiarizados, o no conocen lo suficiente del tema, un Asperger les puede parecer pedante, inoportuno, malcriado, frio o cruel, lo que lo lleva a alejarse de él, sin permitirse conocerlo mejor.

Sus comportamientos sociales inadecuados se deben principalmente a que son completamente lógicos e hiperrealistas. No pueden intuir con facilidad lo que otra persona está sintiendo o,entender el lenguaje corporal. Es necesario que les digan de manera concreta y literal, las emociones que desean compartir con ellos y no esperar que los entiendan por su cuenta.

“Las personas con el síndrome de Asperger quieren socializar y tener amigos, pero cuando intentan establecer relaciones muchas veces se equivocan”, declara Luis Miguel Aguilar, psicólogo de la Asociación Asperger Madrid. Cuando se sienten rechazados o discriminados, es cuando empiezan a preferir el aislamiento. Pues ¿a quién le puede gustar permanecer con personas que te critican por algo que no eres capaz de controlar?

Lo único que se debe entender es que, los “aspies”, tienen un ritmo diferente para relacionarse, y no son ellos quienes deben adecuarse a nuestro comportamiento, sino nosotros al suyo. Siempre necesitarán su espacio, quieren formar parte de un grupo, pero no desean sentirse presionados y obligados a demostrar afecto cuando no lo consideran oportuno.

No tocarlos sin su permiso, interesarse por sus gustos, comprenderlos si en algún momento mencionan algo fuera de lugar e intentar guiarlos por el difícil camino de los patrones sociales, es lo que se necesita para crear una relación tan fuerte como la vida misma con una persona que padezca Síndrome de Asperger.

¿Le gustó esta información?

Conozca un poco más de nosotros:

www.aletheia.com.pe

Aletheia Internacional
Centro de Soluciones Psicopedagógicas
(01) 255 8800  Anexo 34 ó 35
contacto@aletheia.com.pe
¡Solicite su Consulta Gratuita, estamos en Miraflores y Los Olivos!
Previous Post
Next Post