El niño excesivamente celoso

Se dice que los celos son sentimientos muchas veces involuntarios dentro del comportamiento del ser humano. Es una emoción natural de una persona ante la amenaza de perder algo que quiere, que ha tenido y que alguien o algo amenaza con hacérselo perder.

 ¿Cómo se presentan los celos en la vida de los niños?

 Es común  que todo niño desee el amor y la atención incondicional y de manera exclusiva por parte de sus padres, el gran anhelo de recibir al máximo todo el amor  para ellos mismos.

 Muchas veces los hijos únicos llegan a ser demasiado exigentes y quieren  sentir este sentimiento de sobreprotección hacia ellos. La llegada de un nuevo hermano muchas veces causa gran molestia y desconcierto en su vida, puesto que siempre han disfrutado toda la atención por parte de la familia, sintiéndose de esa manera el punto principal en la vida de sus seres más queridos, y el hecho de tener que compartir esta dedicación exclusiva que en algún momento sólo fue de ellos, logra provocar distintos sentimientos de frustración y desplazamiento en su mente.

¿Qué actitudes deben tomar los padres ante esta situación?

–          Los padres desde un primer momento tiene que sostener una postura pasiva y sobre todo observadora, para de esta forma poder detectar cuando su  niño manifiesta una actitud celosa.

–          Hay que averiguar, en primer lugar, si esta actitud está verdaderamente fundada en una situación real, ante la mayor dedicación de sus padres a un hermano, o bien obedecen tan sólo a una percepción y a un sentimiento que éste tiene.

–          La comunicación es fundamental para poder sobrellevar esta situación frente  a la actitud y sentimientos de celos que puedan desarrollar sus hijos, el mantener conversaciones constantes, diciéndoles y haciéndoles entender que ellos son igual de importantes dentro de su vida,  y que nada ni nadie podrá cambiarlo.

–          Es básico poder establecer un real equilibrio en el trato entre varios hermanos, el rol del padre debe manifestarse en el cariño y la atención que se transmite no sólo a un hijo si no a todos, lo peor que pueden hacer es realizar comparaciones entre ellos.

–          Una buena idea es realizar en conjunto de toda la familia,  diversas actividades y juegos que complementen y fortalezcan el núcleo familiar, mejorando la comunicación entre todos.

Aletheia Internacional
Centro de Soluciones Psicopedagógicas
2558800 / contacto@aletheia.com.pe
 Solicite su Consulta Gratuita
Previous Post
Next Post