Falta de flexibilidad en personas con condición de Asperger

 

Las personas con Asperger presentan ciertas características especiales que les dificultan la relación con sus familiares y compañeros, una de esos aspectos es su falta de flexibilidad. Los niños con esta condición tienen un orden meticuloso con sus actividades diarias y si algo se llegara a modificar, se sienten inseguros sin saber qué hacer. Esta actitud rígida, puede traerles algunos problemas o complicaciones a medida que pasa el tiempo.

Estas personas, al resistirse a los cambios, son testarudos y dogmáticos, incluso algunas veces pueden presentar comportamientos obsesivos. Esto produce la necesidad de sentir que tiene el control sobre su vida. En algunas ocasiones se ponen estrictos en normas específicas, tienen la necesidad de hacerlo todo bien, tienen un orden especial para sus cosas, dedican mucho tiempo a discutir una mínima cosa, entre otros.

¿A qué nos referimos con que es resistente al cambio?

Los niños con Asperger se sienten inquietos y sin saber qué hacer cuando el orden de su rutina diaria ha variado. Por ejemplo, están acostumbrados a ver a una misma profesora todos los días, y cuando traen a un suplente por alguna u otra razón, se quedan sin saber cómo actuar. También reaccionan, cuando cambian de color el ambiente del hogar o peor aún, cuando lo trasladan a otro colegio.

Los padres deben tener cierto cuidado con estos aspectos, entender a su hijo y sobre todo, generar un clima de confianza para saber explicarle sobre los cambios que está experimentando. Buscando su compresión y explicarle que no pasará nada malo.

Es importante reducirle su ansiedad, no por medio de enfados o gritos, eso tan solo producirá un estrés en ellos. La clave es mostrarle seguridad y confianza, para que se sientan cómodos y se adapten al nuevo ambiente. 

Previous Post
Next Post