Juegos para niños con Síndrome de Asperger

Los niños con Síndrome de Asperger desarrollan actividades muy solitarias y estereotipadas. Lo que queremos plantear es darles actividades alternativas, sin hacer de lado la necesidad que puedan tener estos niños de cierto aislamiento y actividad de rutina.

Algunas de las propuestas son, por ejemplo, el uso de columpios, toboganes, patinetas entre otros. Estas actividades pueden requerir la ayuda del adulto, momento en el que se podrán generar las condiciones apropiadas para trabajar con los aspectos comunicativos y relativos a la sociabilización con los demás niños de su edad y entorno.

Para ponerlos en marcha o ejecución es necesaria la participación de otros niños. Estos son juegos con un gran índice educativo, ya que favorecen y enriquecen aspectos relativos al proceso de socialización con los demás compañeros. Es por eso que si se trata de un niño con Síndrome de Asperger, el desarrollo de estos juegos va a necesitar de todas maneras la supervisión de un adulto.

Previous Post
Next Post