¿Los niños con Asperger reciben la educación correcta?

Los niños con Síndrome de Asperger no tienen el mismo perfil de comportamiento y aprendizaje que los niños con Autismo. Cabe resaltar que las unidades específicas de las escuelas para niños con Autismo, no son las adecuadas para los niños  con Asperger. Además los niños con Asperger no tienen una enfermedad mental y los servicios de enseñanza se mostraran reacios a la hora de poder prestar los servicios adecuados. Aunque el niño pueda presentar problemas específicos de aprendizaje, no será candidato a recibir atención adecuada.

Es importante, que tanto la familia como el docente necesitarán adquirir experiencia y conocimiento en esta área. Así como realizar una exhaustiva investigación acerca de recursos y programas específicos. Los profesionales de esta área advierten sobre la necesidad de desarrollar conocimientos específicos en este campo, por ejemplo el docente debe visitar las aulas para observar al niño y en base a la observación dar pautas, estrategias, recursos o argumentar algún tipo de formación específica.

Los padres también cumplen una función importante, ya que de alguna manera puede brindar información específica al maestro ya sea obtenida a través de internet, o de publicaciones específicas. Aunque los padres no tengan experiencia en este campo, si conocen el desarrollo, personalidad, carácter de sus hijos y eso en consecuencia sería de gran ayuda para el desarrollo de su educación. Los padres y profesionales se convierten en una guía informar de buena escuela.

Muchos de los programas de enseñanza para los niños con Síndrome de Asperger necesitan trabajo individual y pequeños grupos de trabajo. Para ello se puede requerir el apoyo de un profesor, que tendría las siguientes responsabilidades.

  • Ayudar al niño a ser más sociable, flexible cooperativo, para que aprenda a interactuar con otros niños.
  • Ayudar al niño al reconocimiento y aprendizaje de las normas sociales de conducta
  • Poner en práctica un programa destinado a la mejora de la motricidad fina y gruesa.
  • Trabajar en el diseño de estrategias en la línea de la Teoría de la Mente para una mejor comprensión de terceros y desarrollo de la empatía social.
  • Y por último que el niño sea capaz de hacer frente a la sensibilidad auditiva y sensorial.

 En conclusión, se puede decir que una correcta escolarización debe basarse también en una evaluación exhaustiva de las capacidades del niño, en cuanto a sus habilidades de razonamiento social y selección del entorno educativo y el acceso por parte del equipo docente a la información y recursos adecuados, así como del desarrollo de un enfoque del trabajo en equipo. Con esta combinación, cabe tener la posibilidad y la oportunidad de mejorar significativamente las capacidades generales de los niños con Síndrome de Asperger.

Aletheia Internacional

Soluciones Psicopedagógicas

2558800  / contacto@aletheia.com.pe

Solicite su Consulta Gratuita

Previous Post
Next Post