Niños con Asperger y sus problemas de enojo


Los niños con Asperger, al ser niños especiales, tienen ciertas complicaciones y dificultades al mantener relaciones interpersonales ya sea con sus compañeros o con los miembros de su familia. Su reacción ante situaciones que le causan cierta ansiedad, no es normal, lo que impide tener un control sobre la situación, produciendo sentimientos de frustración y estrés, que se ven reflejados en ira y cólera. 

Hay momentos en donde su comportamiento puede ser muy extremo e impredecible, están fuera de control representando un problema para los padres y maestras por la difícil situación a manejar. La mayoría de ellos, terminan exhaustos y frustrados por no poder encontrarle una solución.

Te brindamos unos consejos para ayudarte con el carácter de tu niño con Asperger:

–          Si tu niño todavía es pequeño es un momento clave y más fácil para poder educarlo con los patrones de la disciplina. Ellos, al ver que enojándose agresivamente pueden conseguir las cosas rápidamente, obteniendo la atención de su alrededor, se acostumbran a esa sensación de control. Trata de no darle siempre lo que pide.

–          Haz un juego simple. Un juego donde el ganador, es la persona que sabe mantener la calma ante situaciones estresantes. De esa manera, la tranquilidad es una meta por la cual tu niño o joven siempre debe buscar.

–          Prémialo. Si ves que hay un avance, debes motivarlo y elogiarlo por la buena actitud que ha tomado. De esa manera, él se sentirá el mejor y tratará de hacerlo más seguido.

–      Para que tu niño esté calmado, primero debes mantener la compostura. No lo amenaces ni le pegues, porque él se sentirá confundido y con sentimientos negativos hacia tu persona.

–          Puedes hacer uso de unas palabras mágicas: “Cuando…entonces” Por ejemplo: Sé que quieres el caramelo ahorita, pero no te lo daré porque tu comportamiento no es el correcto. Cuando estés calmado, entonces te lo daré”

Previous Post
Next Post