Vacaciones: Viajar con mi hijo con asperger

Las vacaciones han llegado y es momento de pasarla en familia. Un viaje es lo que han estado esperando durante todo este año. Pero, incluso después de la excesiva planificación que han realizado, la decisión les sigue causando temor. ¿Por qué? Les perturba la idea de que el cambio de lugar afecte a su hijo con Asperger, convirtiendo este viaje que debería ser relajante, en una semana llena de estrés.

 Las personas que padecen Síndrome de Asperger (SA), suelen tener ciertas características que perjudican sus relaciones sociales. Una de ellas, es la excesiva necesidad de poseer una rutina que organice todas sus actividades de forma inflexible. Los “aspies” se alarman cuando, debido a un factor externo, su rutina es cambiada o alterada.

 Esto definitivamente sucede durante las vacaciones familiares. Donde no sólo las actividades, sino que también el lugar, la gente, el ambiente y probablemente el idioma cambian.

Una persona con este diagnóstico tiene miedo a lo desconocido, y justamente por este temor, acumula una gran cantidad de estrés cuando se encuentra en un lugar diferente al que está acostumbrado. Puede llegar a aislarse totalmente, sentirse angustiado, ansioso y desesperado. Estos sentimientos, traerán como consecuencia ciertos episodios de arrebato emocional, con llanto, gritos y agresividad.

Incluso frente a todo lo antes expuesto, no es conveniente que evite este tipo de actividades, ya que si lo hace el menor nunca aprenderá a lidiar con los cambios, los cuales tendrá que enfrentar en algún momento de su vida. Otorgarle experiencias que le sirvan de ejemplo para saber controlar su frustración será de gran ayuda. Además que, los viajes siempre son una excelente manera de fortalecer los lazos familiares, y definitivamente mejorar las habilidades sociales del niño.

Entonces, ¿cómo se pueden evitar todos estos inconvenientes y lograr que la excursión sea un buen recuerdo para todos los miembros de la familia? Lo principal es preparar a su hijo para la transición. En el libro “Ir de viaje con un alumno con Síndrome de Asperger” de Judith Colley, se mencionan algunas recomendaciones esenciales, que los padres, deben tomar en cuenta durante las vacaciones familiares.

Las “redes de seguridad” del menor, son afectadas menos, si con tiempo se le explica al “aspie”sobre el viaje. Por ejemplo, presentar el lugar de destino señalándolo en un mapa, leyendo su información en voz alta de un “Atlas” o mostrándole fotografías o videos del país al joven.

Mencionarle al niño, cuáles son las diferencias y parecidos del país con el suyo, reducirá las probabilidades de que se altere al notar algo distinto.

Por otro lado, días antes del viaje, realice salidas con su hijo en las que él tenga la oportunidad de tomar distintos medios de transporte, como bote o bus. Esto le permitirá acondicionarse a los posibles vehículos que sea necesario tomar en las rutas turísticas. Por supuesto, trate de que estos no estén aglomerados, recuerde que las multitudes  lo desconciertan.

Las actividades durante el viaje deben estar distribuidas de tal forma que permitan a su hijo acoplarse a la nueva rutina. Empiece poco a poco. Primero permita que el niño se acostumbre al hotel. El primer día será recomendable que salgan menos de dos horas de la habitación. Conforme pasen los días puede aumentar el ritmo y los momentos fuera del hotel, así el niño no se sentirá aturdido por los cambios repentinos.

Tenga cuidado con el lugar que escoja para las vacaciones. Intente encontrar destinos turísticos donde haya orden en cuanto a la entrada y salida de la gente; además, averigüe los horarios en que existen menos visitas. La excesiva cantidad de personas, ruidos y olores puede molestar a su hijo.

Decidirse por destinos que guarden alguna relación con el interés particular que posea el joven, es una gran opción.  Por ejemplo, si le gustan los cohetes, puede viajar a Cabo Cañaveral o el Centro Espacial Keneddy.

Prepare todo lo que su hijo necesitará para este viaje con tiempo. No se olvide de llevar libros o juguetes, para los momentos libres durante el tour, así evitará el aburrimiento de su pequeño.

Los viajes son la manera perfecta de encontrarnos. No evite las salidas familiares por miedo a la respuesta de su hijo. Con la correcta organización, su decisión les otorgará a todos los mejores recuerdos de unión familiar.

¿Le gustó esta información?

Conozca un poco más de nosotros:

www.aletheia.com.pe

Aletheia Internacional
Centro de Soluciones Psicopedagógicas
(01) 255 8800  Anexo 34 ó 35
contacto@aletheia.com.pe
¡Solicite su Consulta Gratuita, estamos en Miraflores y Los Olivos!
Previous Post
Next Post